Acerca de Betfair  ·  Contactar  ·  Ir a Betfair.com
Tutoriales. Técnicas para apostar en Betfair explicadas paso a paso
Tutoriales > Trading

Ejemplos prácticos de trading: cuándo cortar pérdidas y cuándo cerrar ganancias.

Vamos a utilizar para el ejemplo una apuesta en la que el único criterio a tener en cuenta será que el caballo sea el cuarto favorito. De esta forma lograremos el balance entre una buena liquidez y un riesgo bajo de victoria del caballo. El mismo principio se aplica a cualquier caballo y puede ejecutarse comenzando por la apuesta a favor para pasar a apostar en contra. El objetivo es arriesgar lo menos posible mientras adquirimos experiencia. Aunque estoy seguro de que todos preferiríamos hacer dinero desde el primer día, el objetivo de momento es acostumbrarse al funcionamiento de los mercados. Incluso si la lías y todo te sale al revés deberías poder escapar con tu banca casi intacta. Tu propia capacidad económica dictará las cantidades a arriesgar, pero no te recomiendo que arriesgues más del 5% de tu banca, por si acaso el cuarto ganase la carrera.

Nuestra banca serán 1000€ de forma que lo máximo que estamos dispuestos a perder son 50€.

El caballo que hemos seleccionado está a cuotas 8.8 – 9.00 el incremento a esta cuota (tic) es 0.2, así que por cada 50€ apostados, un tic nos cuesta 10€. Debido a la diferencia entre las apuestas a favor y en contra, en el momento de hacer la apuesta ya habremos perdido 10€. Si el mercado se mueve contra nosotros, el precio de salida será 8. Cinco tics en nuestra contra a 10€ cada uno. Recuerda que si en este momento apostamos apostamos lo mismo a favor que habíamos apostado en contra, sólo perdemos dinero si el caballo gana.

Por supuesto podemos salirnos antes. Por ejemplo, si sólo aceptas una pérdida de 20€, te puedes salir cuando el precio alcanza 8.6. En ocasiones el mercado se mueve muy rápido y antes de que te des cuenta el precio se ha desplomado hasta 7.8 – 8. Esto supondría una pérdida de 60€ si habíamos apostado 50€. Como es más de lo que habíamos previsto perder como máximo, recurrimos al plan B, y apostamos un poco más a favor de lo que habíamos apostado en contra para reducir las pérdidas potenciales. En éste caso serían 1.47€. De esta forma cerraríamos con una pérdida segura independientemente del resultado de la carrera. Recuerda que en éste momento del aprendizaje estamos intentando mantener la banca, no tener historias que contar a los nietos. Incluso si crees que el mercado oscilará de nuevo hacia una posición ventajosa, o el caballo no ganará, debes hacer el trading una vez que llegues a tu pérdida máxima tolerada.


Qué hacer si hemos apostado en contra de una selección y el mercado no se mueve o se mueve en la dirección deseada.

El mercado está a cuotas 8.8- 9 y hemos apostado 50€ en contra del cuarto favorito a 9. Si el mercado no se mueve podemos cerrar el trading a 8.8 por la misma cantidad que habíamos apostado originalmente. Esto supondría unas pérdidas de 10€ si el caballo gana. Si el mercado se mueve a nuestro favor, debemos considerar en qué momento nos interesa salir. Sabemos que si el mercado se mueve un tic, podríamos apostar 10€ para conseguir una apuesta gratuita. Pero, el primer tic sólo salva la diferencia de cuotas entre las apuestas a favor y en contra, por lo que a 9-9.2 lo único que haríamos sería anular nuestra apuesta original al apostar a favor 50€ al mismo precio que los habíamos apostado en contra. Con un sólo movimiento más tendríamos un trade con ganancias. Entonces tenemos la opción de llevarnos el beneficio, invertirlo en la carrera, o una combinación de ambas. El razonamiento detrás de ésta decisión puede ser muy variado. Veamos la mecánica:

Asumiendo que las cuotas se mueven hasta 9.4 – 9.6.

Podríamos apostar a favor 50€ a 9.4. Esto nos daría una apuesta gratuita de 20€ si el caballo gana. Si pierde la carrera, ni perdemos ni ganamos.

Si queremos garantizar un beneficio, debemos apostar a favor menos de lo que habíamos apostado en contra pero siempre cubriendo el riesgo que asumimos con el lay: 400€. En este caso podemos apostar 48€ que nos garantizarían un beneficio mínimo de 2€.

En este momento es todo lo que hace falta para realizar un trading. La clave es preservar la banca en la medida de lo posible para poder seguir practicando. Es como jugar a las cartas, la primera vez que juegas te puede salir bien, pero a la larga la práctica es fundamental para ganar partidas. La diferencia es que jugando a las cartas no es tan fácil cubrirse.